Entregan reconocimiento a trabajadores de la salud que luchan día a día en las salas de Covid en las Minas.

El buen gobierno sandinista por medio del Ministerio del poder Ciudadano para la salud entrego reconocimientos a trabajadores que luchan día a día en las salas de Covid 19, para salvar la vida a sus pacientes.

Las entregas de estos estímulos se realizaron esta semana en los municipios del triángulo Minero, Bonanza Rosita finalizando este viernes 31 de Julio en el Municipio de Siuna.

A más de dos meses de presentarse el primer caso en las Minas el ejercito que bata blanca contuan enfrentando esta pandemia que ha sido una gran experiencia para médicos y enfermera.

Con lágrimas en sus ojos la Licenciada Mariela Rubineth Martínez Picado, Narra cómo pudo enfrentar esta noticia cuando le dijeron que iba a la sala de Covid 19.

Lic Mariela Rubineth Martinez Picado

“Hoy quiero afirmar que no fue fácil, pero al final si satisfactorio. Dos meses y medio en sala Covid ha cambiado mi vida. Aún recuerdo mi primer llamado a formar parte del equipo de atención ante la pandemia. Tenía mucho temor mi mundo se desvanecía recordaba todo el sacrificio de tener que alejarme de mi bebe y mi familia por temor a esta enfermedad. Lloré   muchas veces sentí muy cerca la muerte pensaba en el futuro de mi bello hijo que tanto ha luchado. Pero luego dije si Dios me ha hecho tantos milagros porque temer ahora. Voy a luchar y que sea el dándome sabiduría en el camino. Todos los días me inclino ante él y así esta humilde enfermera fue perdiendo el miedo.  Sin dudar el apoyo de mis padres mi esposo y mis hn@s. Todo ese temor se fue formando en valentía porque sentía en carne propia la necesidad de ayudar a mis pequeños guerreros. Sabía que desde bañarlos. Alimentarlos, medicarlos y apoyarlos emocionalmente, que ellos se sentirían que no estaban solos.

 Agrego que es muy doloroso ver a un paciente postrado en una cama luchando ante esta terrible enfermedad, “como parte el alma verlos partir, pero luego recordaba hay que luchar y miraba aquellos hombres valientes siendo más fuerte que la enfermedad y mirarlos salir dando gracias a Dios y al personal de salud, eso me comprometía más a seguir dando lo mejor de mí. Cada vez recordaba los mensajes y cartas de sus familiares que conmovía aún más. 

Esta guerra licenciada hoy ya no está en la sala de Covid 19 pero recuerda a cada uno de sus pacientes “Hoy extraño a mis pacientes, pero sé que todo el equipo que está adentro cada día da lo mejor de sí mismo por contuar salvando vidas.

 321 Vista Total,  3 Vista Hoy

Escuchanos En Cualquier Momento a traves De Nuestra Aplicacion Movil

© Todos Los  Derechos Reservados 2020